Valora este artículo
(1 Voto)

Disfrazar a tu peque: un pasaporte perfecto hacia el mundo de la imaginación

Para nosotros, la Escuela Infantil Edelweiss, Carnaval es uno de los periodos del año más divertidos, una de las costumbres de nuestro entorno que vivimos más intensamente, ya que es una buena ocasión para que nuestro alumnado se disfrace y, por tanto, un pasaporte perfecto hacia el mundo de la imaginación.

Entre otros muchos beneficios, además de potenciar su imaginación, el hecho de disfrazarse hace que el peque se desinhiba, desarrolle su empatía, potencie su creatividad y, también, estimule su inteligencia.

Que los niños y las niñas se disfracen es una práctica muy positiva, con ella juegan a interpretar un rol: si se disfraza de médico jugará a curar a sus muñecos, si va de mago hará trucos…etc, al tiempo que se lo pasa fenomenal y si lo hace rodeado de amigos y familiares ¡mucho mejor!

Asimismo, nos ayuda a saber la percepción que tiene el peque de la realidad al disfrutar creando situaciones y personajes para jugar.

Carnaval Parla 2019 Escuela Infantil 01
Carnaval Parla 2019 Escuela Infantil 02
Carnaval Parla 2019 Escuela Infantil 03
Carnaval Parla 2019 Escuela Infantil 04
Carnaval Parla 2019 Escuela Infantil 05

¿Qué tipo de disfraces son los mejores?

En general es bueno que los peques elijan disfraces que conozcan: animales o profesiones como médico, policía, cocinero… para sentirse identificados con el disfraz que llevan.

No hace falta un disfraz muy elaborado, muchas veces reutilizando objetos que tenemos en casa los peques son capaces de imitar conductas.

Podemos tener una caja de disfraces con elementos básicos (sombreros, collares, zapatos, capas, varitas mágicas, mochilas, pañuelos, corbatas…) que el peque utilice para disfrazarse de lo que él quiera y poder dar rienda suelta a su imaginación.

Otro aspecto a tener en cuenta es que el disfraz sea cómodo, que permita el libre movimiento del niño. De esta forma él decide cuando comienza y termina el juego favoreciendo su autonomía.

Finalmente, destacar que si un peque no quiere disfrazarse, no hay que obligarlo, es importante que se sienta seguro, hecho que potencia su autoestima.

Artículos relacionados (por etiqueta)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.