Valora este artículo
(1 Voto)

Estimulación Temprana durante el embarazo

En nuestra Escuela Infantil - Guardería estamos concienciados de la importancia que tiene la estimulación temprana en niños ya desde sus primeros días de vida pero también creemos que es importante estimular a nuestro bebé desde que se encuentra en el vientre materno.

 

estimulacion temprana en el embarazo

 

A continuación podemos ver unas rutinas o pautas que nos ayudarán a estimular a nuestros bebés durante el embarazo.

1) Habla con tu bebé desde que esté en el vientre.

Esto es muy sencillo, es algo que puedes hacer incluso a diario, tanto si eres madre como si eres el padre del futuro bebé puedes hablar con él. Para empezar un proceso de comunicación con el futuro bebé, hazlo como si él o ella ya estuviera presente contigo, al principio podrías sentirte incómod@ o raro pero luego te acostumbrarás a hablarle y será lo más normal del mundo. Te gustará conversar con él, contarle cosas y decirle lo mucho que deseas verle.

2) Trata a tu bebé como un ser consciente.

Comienza a hablar, cantar, contarle cosas o incluso cantarle a tu bebé. Esto le ayudará a reconocer tu voz ya seas la madre o el padre, y también de esta forma aunque parezca mentira empezará a reconocer las formaciones lingüísticas. En este punto podemos aprovechar para empezar algún programa de estimulación temprana en el embarazo de conocimientos generales, por ejemplo narrándole cuentos, historias, contar números en voz alta, etc…

3) Piensa en tu bebé y transmítele tu felicidad.

Aunque tu bebé no esté físicamente presente contigo en ese momento tú puedes pensar en él en ese instante y sobre el momento en el que reunirlas con él. Esto te traerá buenos sentimientos y hará sentirte bien a ti y al bebé. Aunque no lo creas, tu bebé será capaz de sentir tus pensamientos amorosos y esto le dará una sensación de confort, amor y estabilidad. Tanto los sentimientos como la felicidad pueden incluso ser “inducidos” por medio de hormonas como la dopamina que recibe el nombre de la “hormona de la felicidad” ya que al ser segregada nos hace sentirnos más contentos, positivos, confortables, seguros y felices. Si pensamos que todo un chorro de esta hormona baja por el torrente sanguíneo atravesando el cordón umbilical con el cual tu bebé y tú estáis unidos podemos pensar que nuestra felicidad es igualmente transmitida.

4) Utiliza experiencias cotidianas para preparar a tu bebé para la vida después del nacimiento.

Es muy importante contarle al bebé experiencias que nos ocurran en el día a día. La experiencia prenatal tiene que ver con la preparación del bebé para la vida después del nacimiento, así que es lógico que utilices, las experiencias cotidianas normales para compartir con tu bebé. Se trata básicamente de ir mostrando al bebé tu estilo de vida y el mundo en el cual va a nacer. Debemos relatar toda una experiencia para el bebé incluso haciendo énfasis en las más pequeñas actividades diarias de nuestra vida, del mismo modo intentaremos darle experiencias fuera de las actividades cotidianas, salir a otros ambientes, al campo y deja que el bebé perciba el sonido de los árboles, de los grillos o del viento mientras tú le cuentas todo lo que sucede. Le hablaremos a nuestro bebé sobre las experiencias que tenemos día a día sin importar lo común que puedan parecernos, recuerda que para él todo lo que le cuentes es nuevo.

5) Toca a tu bebé, acarícialo, dale contacto físico prenatal.

Seguramente lo habrás notado, aunque puede que no te hayas dado cuenta, cuando estás embarazada, puede que te frote con frecuencia, acaricies o toques tu barriga durante todo el día. …Tal vez esto es porque inconscientemente sabemos que ésta es una manera de tener contacto físico y comunicarnos con el bebé antes de nacer. Así que ya siendo consciente de esto hazlo más seguido, acaricia tu barriga sabiendo que tú bebé está percibiendo también estas caricias. Puedes incluso hacer darte un masaje diario, frotando tu estómago mientras te duchas, mientras que usas una crema hidratante en tu barriga y hasta acariciando tu vientre al ritmo de la música que estás escuchando.

6) Mantén lejos el estrés, o por lo menos “controlado” durante el embarazo.

El estrés materno tiene un impacto directo y muy negativo en la formación de la personalidad del bebé. Como ya sabes, tu bebé es totalmente dependiente de ti para todas sus necesidades, esto incluye, sus aspectos físicos, psicológicos y también emocionales. Hay que recordar que tu bebé se encuentra todavía en un estado muy frágil y prematuro de desarrollo, así que tienes que tener cuidado con el tipo de ambiente y las influencias que se están creando para él o ella a su alrededor.

Desde nuestra Escuela Infantil – Guardería – EDELWEISS te animamos para que lleves a la práctica estas sencillas rutinas. Te puede llevar algún tiempo para que consigas acostúmbrate a comunicarte con tu bebé antes de nacer, pero será cada vez más fácil a medida que continúes la práctica de algunas de las sugerencias anteriores. Después de un tiempo se convertirá en algo muy natural que estarás deseando hacer todos los días.

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.