Valora este artículo
(1 Voto)

El momento de la comida y la escuela infantil

Empieza la escuela infantil y las clases en el colegio, y no sabemos muy bien qué será mejor a la hora de la comida. En niños más pequeños nos asaltan las dudas y a veces muchos padres rechazan una mayor jornada laboral o realizan teletrabajo para dar de comer a los más pequeños en casa.

Hay muchos padres que a partir de septiembre y octubre empiezan a hacer verdaderos encajes de bolillos. Muchos papás no tienen la posibilidad de reducirse la jornada laboral, dejar de trabajar y conciliar horarios. Muchas veces la decisión de comedor escolar o no comedor no sólo es económica

Seguro que muchos padres y profesores hemos escuchado estas frases:

“Ya no sé que inventarme para que mi hijo coma fruta. No quiere ni probarla, de pequeño le engañaba con los dibujos en la tele o con canciones, pero ya no es posible. Le chantajeo, le castigo, le premio, no le doy importancia.”

“María no quiere ni probar el pescado, las legumbres y cualquier verdura. No logro que los tome.”

“La hora de las comidas es un momento de estrés en casa.”

Comedor escuela infantil

Se supone que la hora de la comida debería ser un momento de encuentro, de disfrutar de la comida y de aprendizaje. Por eso muchos padres para evitar estos malos tragos y como escuchan de otros padres que en el comedor escolar comen mejor, apuntan a sus hijos al comedor para que cojan otros hábitos.

La mayoría de las veces resulta complicado conseguir que coman de todo, en tiempo y que no haya presiones en casa. Si bien, otra de las razones (aparte del trabajo de los padres) que lleva a una familia a apuntar a su hijo al comedor es que esperan con ahínco que le enseñen a comer en él.

En España y en la mayoría de los países occidentales, la comida del mediodía es la principal y supone la ingesta más importante del día alrededor del 35% de las calorías y el aporte energético diario. Ahí estarán presentes los nutrientes principales. los grupos de alimentos que aportan la fuerza para afrontar el día a día. Es normal que tú le des importancia a esa comida y te preocupes donde se desarrolla esa comida.

En muchas ocasiones, es en el comedor del cole o en la escuela infantil donde los buenos hábitosde la comida se cogen y se adoptan para toda la vida.  Cada familia tiene unas costumbres a la hora de las comidas, pero las normas generales (horarios, cuidado higiene personal, petición de las cosas de forma educada, respeto por los compañeros, recogida de los útiles de la comida y socialización). Estas cosas son más difíciles de reproducir en nuestro hogar.

Es muy importante el “efecto grupo” porque muchos niños copian lo bueno de sus amigos y compañeros.

En el siguiente post os contaremos como mejoran los niños en su paso por el comedor y complementar los menús escolares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.